TRATAMIENTO NATURAL DE LA TENDINITIS

Muchas personas sufren tendinitis en distintos lugares del cuerpo, como puede ser el codo, el talón, el hombro o la muñeca, entre otros. Sin embargo, muchas de ellas sólo identifican un dolor y no saben cuál es su causa ni su tratamiento.

 ARTIFIN

La tendinitis puede ser causada por una lesión, como les sucede habitualmente a los deportistas, o bien por sobrecargas en tendones ya de por si poco elásticas. Presentamos algunos remedios para tratarla eficaz y naturalmente.

¿Cómo sé si tengo tendinitis?

El síntoma principal de la tendinitis es el dolor, el cual se localiza a lo largo del tendón, generalmente cerca de una articulación. Ese dolor puede aparecer y desaparecer, y suele empeorar cuando realizamos ejercicio.

Si tenemos un dolor localizado en un tendón que se repite diariamente deberíamos acudir al médico. Él lo examinará y realizará las pruebas pertinentes.

Puesto que generalmente el tratamiento se basa en el consumo habitual de medicamentos antiinflamatorios, y que en muchos casos la enfermedad no mejora fácilmente, presentamos algunos remedios naturales con efectos antiinflamatorios y sin efectos secundarios.

La alimentación adecuada

Hay algunos nutrientes imprescindibles para tratar naturalmente la tendinitis. Los podemos consumir a través de los alimentos y/o bien mediante suplementos naturales.

  • La vitamina C: podemos consumir alimentos ricos en vitamina C (cítricos, kiwis, frambuesas, fresas, papaya…) o bien tomarla como suplemento. También podemos acostumbrarnos a echar un chorrito de jugo de limón en las comidas o bien como aliño en las ensaladas.
  • ARTIFIN
  • El magnesio: Ayuda a crear colágeno, fundamental para el esqueleto, los tendones y los cartílagos. Lo tomaremos con los alimentos (cacao, verduras de hoja verde, plátano, frutos secos y semillas) o bien como suplemento, en forma de citrato de magnesio o cloruro de magnesio (mejor evitar éste último si sufrimos de acidez gástrica).
  • La vitamina E: La vitamina E es un antioxidante que protege el tejido corporal del daño causado por sustancias llamadas radicales libres. Se encuentra en los vegetales de hoja verde (el brócoli, las espinacas), semillas, germen de trigo, levadura de cerveza y en la yema de huevo.
  • Los bioflavonoides: los bioflavonoides o vitamina P actúan como antioxidantes ya que ayudan a que la vitamina C mantenga equilibrados nuestros niveles de colágeno. Los encontramos en los cítricos, pero sobre todo en su piel, por lo que recomendamos usar la piel de limones y naranjas ecológicas para añadir a ensaladas, postres o batidos. También en las uvas, cerezas, albaricoques, escaramujo, papaya, pimiento y trigo sarraceno.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *